lunes, 28 de enero de 2013

Lesiones plexo sacro


·         Lesiones del nervio pudendo:
Este nervio sale de la pelvis a través del agujero ciático mayor por debajo del musculo piriforme y pasa por la fosa isquiorrectal. A veces el nervio se lesiona en las fracturas de la pelvis. El daño causa anestesia en el perineo y escroto del lado de la lesión. Las anomalías bilaterales ocasionan trastornos vesicales con incontinencia urinaria y sobreflujo.
·         Lesiones del nervio ciático:
Las lesiones compresivas del nervio ciático producen dolor ciático, que se extiende hacia abajo en la cara posterior del muslo, a menudo con irradiación hacia la pantorrilla y el pie.La causa más común es la herida de un disco lumbar localizado entre L4-L5 o entre L5-S1.
La causa más común es la herida de un disco lumbar localizado entre L4-L5 o entre L5-S1. El nervio ciático se lesiona en las heridas penetrantes de las nalgas, muslo o fosa poplítea. La parálisis del nervio ciático también se describe en relación con fractura del fémur o la dislocación posterior de la cabeza femoral.
La interrupción completa del nervio ciático produce la inutilidad del miembro inferior con pérdida de la capacidad deflexionar y extender el pie a nivel del tobillo, perdida de la flexión y extensión de los dedos e inversión y eversión del pie. El movimiento de la extremidad inferior provoca una sacudida del pie  a nivel del tobillo.
Además hay alteración de la flexión en la rodilla debido a la parálisis del bíceps femoral, semitendinoso y semimembranoso, aunque es posible realizar algunos movimientos por la contracción del sartorio y grácil inervados por le femoral y obturador, respectivamente. Se conserva la extensión de la rodilla.
Hay una marcada perdida sensitiva por debajo de la rodilla excepto en la cara medial de la pierna y tobillo, los cuales son inervados por le safeno. Las heridas en la porción media de la cara posterior del muslo producen perdida de la función confinada a los nervios en los tendones de la corva. En estos casos se conserva la flexión de la rodilla.
·         Lesiones del nervio ciático poplitio externo o peroneo comu:
El nervio peroneo cumún es vulnerable a lesiones por traumatismo o compresion, sobre todo en su porción superior que se encuentra cerca de la cabeza del peroné. En está región proxima a la rodilla, un golpe directo puede ocasionar la parálisis del nervio, provocando la falta de contracción de los músculos flexores dorsales y eversores del tobillo, ocasionando un pie caido.
·         Lesiones del nervio peroneo superficial:
Se puede lesionar en la cabeza del peroné, producen parálisis de los músculos peroneos con pérdida de la eversión del pie y tendencia a invertirlo durante la dorsiflexión. La perdida sensitiva es variable sobre la cara lateral inferior de la pierna y dorso del pie.
·         Lesiones del nervio peroneo profundo:
Por lo regular este nervio se afecta por presión sobre la cabeza del peroné, muchas veces por estar sentado con la piernas cruzadas por un periodo prolongado. La lesión a nivel distal, en el tobillo, provoca el llamado síndrome del túnel tarsiano anterior, habitualmente de causa traumática, que provoca atrofia y debilidad del músculo extensor corto de los dedos, con alteraciones sensitivas (hipoestesia o parestesias) en el primer espacio interdigital.
·         Lesión del nervio ciático ploplitio interno o tibial:
Son infrecuentes, pero en ocasiones el nervio se lesiona o comprime por quites o hematomas de la fosa poplítea. Se presenta debilidad de la flexión plantar y aducción del pie con anestesia de la planta del pie.
Sindrome de túnel tarseano,  Este nervio está sujeto a compresión al pasar bajo retináculo flexor, el cual forma el techo del túnel tarsiano en el tobillo. El nervio suele dividirse en este lugar en la rama plantar medial y lateral y los síntomas de la compresión depende del grado de afección de estos dos nervios. Los datos clínicos consisten en dolor y parestesias de la planta del pie, la cuales de agravan al caminar y al estar de pie por periodos prolongados. No hay debilidad, pero es posible la atrofia del abductor del dedo gordo.El dolor se agrava durante la presión del nervio tibial posterior justo por debajo del maléolo medial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada